Los 36 justos del Talmud

Said Abbayye, “There are in the world never fewer than thirty-six righteous men, who look upon the face of the Presence of God every day, for it is said, ‘Happy are those who wait for him’ (Is. 30:18), and the numerical value of the letters in the word ‘for him’ is thirty-six Neusner, J. (2011). The Babylonian Talmud: A Translation and Commentary (Vol. 16, p. 522). Peabody, MA: Hendrickson Publishers.

En el Talmud de Babilonia, Tratado Sanedrín, capítulo 11, se cuenta que en el mundo nunca hay menos de 36 hombres justos. Que si esos hombres mueren, el mundo se acaba. Me parece una bonita forma de decir lo importante que son los hombres buenos para el mundo, sin entrar a discutir la enseñanza rabínica. El señor de la imagen me parece un hombre bueno. Nuestro Nuevo Testamento en Santiago 5:16, dice con razón que «La oración de una persona buena es muy poderosa, porque Dios la escucha.» En algunas versiones dice «la oración del justo», que es otra traducción posible por el lenguaje en griego. José, el padre adoptivo de Jesús, era un hombre bueno (misma terminología en el original griego).

Tanto en hebreo como en griego, el justo se entiende incluso por el auténtico devoto, el inocente, el sencillo. ¿Recuerdan cuando los ángeles que iban camino de Sodoma y Gomorra hablan con Abraham y este trata de interceder por Sodoma y Gomorra? Pregunta Abraham, sabiendo que esas ciudades serán objeto de cólera divina: «e acercó entonces Abraham y le dijo: “¿Es cierto que vas a exterminar al justo junto con el malvado?» (Génesis 18:23). El término que usa en hebreo para «justos» es el equivalente al vocablo griego en Santiago 5:16.

Etiquetado: / / /