Eutanasia, adistanasia y otros términos

El fin de la muerte y la forma como ocurre es motivo de discusiones. La eutanasia en el catolicismo no es aceptada, pero no significa que el fin de la muerte tenga una sola perspectiva.

En el catolicismo la muerte, cuando es absoluta y médicamente inevitable, puede ser aceptada. El encarnizamiento terapéutico debe ser evitado.

«2276 Aquellos cuya vida se encuentra disminuida o debilitada tienen derecho a un respeto especial. Las personas enfermas o disminuidas deben ser atendidas para que lleven una vida tan normal como sea posible.

2277 Cualesquiera que sean los motivos y los medios, la eutanasia directa consiste en poner fin a la vida de personas disminuidas, enfermas o moribundas. Es moralmente inaceptable.

Por tanto, una acción o una omisión que, de suyo o en la intención, provoca la muerte para suprimir el dolor, constituye un homicidio gravemente contrario a la dignidad de la persona humana y al respeto del Dios vivo, su Creador. El error de juicio en el que se puede haber caído de buena fe no cambia la naturaleza de este acto homicida, que se ha de rechazar y excluir siempre (cf. Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Iura et bona).

2278 La interrupción de tratamientos médicos onerosos, peligrosos, extraordinarios o desproporcionados a los resultados puede ser legítima. Interrumpir estos tratamientos es rechazar el “encarnizamiento terapéutico”. Con esto no se pretende provocar la muerte; se acepta no poder impedirla. Las decisiones deben ser tomadas por el paciente, si para ello tiene competencia y capacidad o si no por los que tienen los derechos legales, respetando siempre la voluntad razonable y los intereses legítimos del paciente.

2279 Aunque la muerte se considere inminente, los cuidados ordinarios debidos a una persona enferma no pueden ser legítimamente interrumpidos. El uso de analgésicos para aliviar los sufrimientos del moribundo, incluso con riesgo de abreviar sus días, puede ser moralmente conforme a la dignidad humana si la muerte no es pretendida, ni como fin ni como medio, sino solamente prevista y tolerada como inevitable. Los cuidados paliativos constituyen una forma privilegiada de la caridad desinteresada. Por esta razón deben ser alentados.»

Catecismo de l iglesia Católica, http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p3s2c2a5_sp.html

Una explicación de lo anterior.

Sobre los términos eutanasia, distanasia, adistanasia y encarnizamiento terapeútico.

Etiquetado: /

Ideología de género

¿Existe?

La autora Alicia Rubio sobre su libro «Cuando nos prohibieron ser mujeres …y os persiguieron por ser hombres».

Discusión entre mujeres sobre feminismo

Ataques a quienes piensan distinto

Ver también:

Etiquetado:

Feminismo hegemónico

Un libro de una mujer que descarta el patriarcado

Un comentario de la autora.

Feminismos. Hay que distinguir entre el feminismo de la libertad y el feminismo del género, que trata de ser hegemónico.

El feminismo hegemónico suele ser intolerante. Veamos el caso de esta autora.

Etiquetado: /

Legislación animalista

La historia de la legislación animalista es larga. Ver «Historia del Derecho Animal» en https://www.abogacia.es/publicaciones/blogs/blog-de-derecho-de-los-animales/historia-del-derecho-animal/.

Ese artículo omite un punto importantísimo: la creación de la moderna legislación animalista, creada por el nazismo.

Que haya que proteger a los animales contra la crueldad, es algo que tiene sentido. Pero de ahí a que tengan derechos al estilo de los humanos es una exageración. Numerosas publicaciones hablan de derechos de los animales (por ejemplo «Los derechos de los animales» de Daniela Patricia Castillo Torres y Roberto Wesley Zapata Durán, ver en https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/icshu/n2/e3.html).

En el libro «Los derechos de los animales: De la cosificación a la zoopolítica» de Javier Alfredo Molina Roa, Universidad Externado de Colombia, 2018, se reconoce el papel del nazismo no solo en el animalismo sino del ecologismo. Libro visible en https://bdigital.uexternado.edu.co/bitstream/001/2341/1/MKB-spa-2018-Los_derechos_de_los_animales_de_la_cosificacion_a_la_zoopolitica.

Es interesante ver cómo la legislación moderna animalista nace dentro de una perversa imaginación que asumía el derecho de ese momento como lo máximo, incluyendo su franco racismo.

«De acuerdo con el análisis realizado por Rüthers (2016), bajo el régimen nazi el derecho desconoció, o más bien repudió, sus fuentes tradicionales derivadas del modelo democrático liberal, desplegando una nueva categoría de fuentes que imponían el manto nacionalsocialista a toda
manifestación jurídica del Estado alemán, entre las que se distinguían: a. El liderazgo providencial del Führer; b. El carácter nacional (Volkstum) racialmente determinado o la “comunidad racial del pueblo”; c. El programa del partido Nacionalsocialista como fuente del derecho; d. “El espíritu del nacionalsocialismo”, la ideología nacionalsocialista como
fuente del derecho, y e. El “sano sentimiento popular” como fuente del derecho (Rüthers, 2016: 59-60).»

Javier Alfredo Molina Roa, «Los derechos de los animales: De la cosificación a la zoopolítica», Página 126

Pronto se llegó a lo siguiente:

«En su imparable carrera hacia la concreción del dominio absoluto sobre Alemania, los nazis desconocieron abiertamente las prácticas legales y la jerarquía normativa que habían regido por décadas el Estado, lo que les permitió controlar en todo momento y lugar el actuar de los ciudadanos y, lo más importante, aplicar las políticas y principios de la ideología nacionalsocialista. La avalancha de leyes y decretos de los primeros años del régimen violaba de manera sistemática los principios de la constitución de Weimar, la cual nunca fue abolida por Hitler, lo que demuestra el desprecio y poca consideración que tenía por las normas fundantes, pues no estaban en consonancia con los principios jurídicos de los nacionalsocialistas (Arendt, 1982)»

Javier Alfredo Molina Roa, «Los derechos de los animales: De la cosificación a la zoopolítica», Página 128

Sobre un resumen de la legislación animalista nazi

Costumbres prehispánicas nada convencionales

Es creencia popular que los españoles llegaron a arruinar la vida idílica de los habitantes iniciales de América. Es posible que los españoles y anglosajones arruinaran muchas cosas, pero la América precolombina no era ningún paraíso ni un dechado de virtudes. Van ejemplos.

Hubo sacrificios humanos

El sacrificio humano era una práctica usual en mesoamérica.

También existía la esclavitud y la trata de personas

Epidemias y enfermedades. Las había.

Recetas con carne humana.

Los indígenas precolombinos tampoco respetaban las costumbres y usos de otros indígenas. Así desaparecieron pueblos. Veamos por ejemplo los mapuches.

Sexualidad «abierta».

Hubo guerras como en todo el resto del mundo. Por ejemplo, en lo que hoy es Colombia. Ver https://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-44/los-senores-muiscas.

Para un video controversial.

Para un retrato en ficción del mundo precolombino en Perú, puede leer la novela «El espía del inca»

Etiquetado: /

Fiebre de sábado por la noche: fantasía que muchos tomaron como verdad

Fiebre de sábado por la noche es una película que muchos creímos retrataba la vida nocturna de jóvenes de Brooklyn en los setenta. Y no era así.

Quizás muchos jóvenes en la actualidad ni siquiera conozcan la película. Cuando estuvo en cines por primera vez, fue toda una sensación.

Etiquetado:

Hablar de paz no es simplemente usar la palabra

Hasta Hitler hablaba de paz. A Obama le dieron el Nobel de Paz de manera injustificada, así que eso tampoco es un indicador para creer que alguien es una persona de paz. Por tanto, hablar de paz no significa nada, a menos que se sepa de qué se está hablando y ello esté acompañado de frutos de paz.

Primero una cápsula del tema.

Ahora algo más amplio.

Etiquetado: / /

Citas mentirosas en internet o en medios

Mentira. Fuente: https://www.rawpixel.com/image/1059109/free-image-rawpixelcom

Hay conductas extendidas como la siguiente: las personas, en cuanto pueden, citan a los autores clásicos, sin indicar cuál es exactamente la obra de donde procede la presunta cita; a duras penas mencionan el supuesto autor y nunca verifican la atribución. Por ello es frecuente tropezarse con atribuciones falsas como esta:
«Somos lo que hacemos día a día. De modo que la excelencia no es un acto sino un hábito (Aristóteles)”
Esta frase es extremadamente popular. Se encuentra, entre otros muchísimos lugares, en “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva” (Covey, 2011, página 69). La frase no es del filósofo griego, sino del historiador Will Durant comentando “La Ética a Nicómaco” de Aristóteles, en “The Story of Philosophy: The Lives and Opinions of the World’s Greatest Philosophers” , página 76 .
El problema no se queda en citar mal a los clásicos.

Pero puede ser peor.

Y puede ocurrir delante de las narices de todo el planeta, lo que demuestra la extensión de la simpleza humana: el caso de Trump, nunca dijjo que debía inyectarse a la gente con desinfectante, como se sostuvo incluso en sitios de chequeo de información falsa.
Las personas repiten supuestas declaraciones de otras sin verificar la procedencia, la veracidad, el contexto o el sentido correcto, o todas las anteriores. Y siguen el mismo comportamiento en otros escenarios, y actúan (hasta matando) con base en información falsa o defectuosa pero emocionalmente atractiva. Eso explica, entre otras cosas, la existencia de tantos falsos maestros: porque las personas prefieren lo que los mueve emocionalmente, sin importar su idoneidad . Y si no encuentran maestros a su gusto, pues se inventan lo que haga falta.

Etiquetado:

Natural no es lo mismo que saludable o sin riesgos

Afirmar que porque algo es «natural» no tiene riesgos o es saludable automáticamente, es incurrir en mentira.

Etiquetado: /