Arte no es cualquier cosa

Un caso de fotografía

¿Qué del arte contemporáneo?

Un caso concreto: Zapata gay. No es por lo que se presente como gay, es que no es arte.

El caso del banano pegado en la pared.

Sobre el caso de la banana, otra propuesta

¿El grafiti es arte?

El arte no se separa de la belleza. Ahora el arte es VIP (Video Instalación Performance)

Etiquetado: / /

Graves errores de la prensa

La prensa leen la prensa como si fuera un oráculo. Pero la prensa no solo comente errores, sino que a veces incluso usa el medio respectivo como tribuna personal de su propia ideología.

Apuntes para un debate sobre el abuso.

Existen ataques contra la libertad de prensa, es cierto.

Falta crear espacios de trabajo para periodismo especializado.

Una discusión sobre censura y libertad de prensa en un caso célebre en Colombia

Pero hay medios que descaradamente han mentido. Vea el caso de Cosmopolitan contado por una de sus protagonistas: Sue Ellen Browder.

Un abuso monumental de un periodista que incluso recibió el Pulitzer: el caso de Walter Duranty

Duranty fue en la práctica la herramienta de marketing de un genocida: Stalin.

Esta es la declaración de la organización Pulitzer sobre el caso Duranty. Deciden mantener el premio a pesar de los evidentes errores: https://www.pulitzer.org/news/statement-walter-duranty.

Aquí no ha jugado la cultura de la cancelación.

La hambruna ocultada por Duranty tuvo como muchas caras, como el holodomor ucraniano. La muerte por hambre de millones de personas.

Un video sobre el holodomor

https://es.euronews.com/2013/11/22/holodomor-el-genocidio-ignorado

Al NY Times le volvió a pasar: fue el caso Jayson Blair. O sea, un periodista suyo miente.

El NY Times también se pronunció sobre el caso

Para un texto negacionista del holodomor (si hubo hambruna, fue sin culpa o no era solo contra los ucranianos, en fin, llama al holodomor mito, p. 299 por ejemplo): http://www.scielo.org.co/pdf/achsc/v41n1/v41n1a10.pdf

Un caso reciente

Etiquetado: / / / /

Viajes en el tiempo

No. No son posibles.

Tenemos por ejemplo la conjetura de la protección de la cronología.

No importa la concepción cultural del tiempo. Eso es cultura popular, no ciencia.

Y eso de imaginarse un universo con leyes físicas diferentes es para Hollywoood. Este universo es único.

Etiquetado:

Preparación final de un libro

Publicar un libro requiere muchísimo trabajo. la parte final es la maquetación. entendamos un poco esto con un artículo de quien hace la parte final de preparación de mis libros.

Etiquetado:

Derechos por razón de la tecnología y de otras formas de pensar

Ya se ha hablado de derechos así.

La noción de robot es amplia

El tema de privacidad es un elemento clave

Lo digital lleva el reto a varios campos.

Hay campos del derecho muy complicados por los intereses involucrados, como pasa con la luna.

Pero el derecho se ha vuelto un poco extraño

Hay retos de todo tipo. Al derecho y a la ética.

O sea que no todo avance tecnológico es de aplaudir. Otro caso:

Teseracto

Un teseracto no es el cubo infantil de los vengadores. Es un hipercubo.

Algunos artistas se han inspirado en el hipercubo

Un artículo en una revista científica sobre esa obra

Etiquetado:

La hipocresía de la élite ambientalista

Volar en avión privado es muy contaminante.

Pues la élite ambientalista usa aviones privados

Es un caso extendido entre la élite ambientalista

Etiquetado: / / / / / /

La visión de Sócrates sobre mujeres y procreación

Mucho se escribe que las mujeres solo contaban para procrear en la antiguedad. Eso es falso. Tener hijos no se hacía con cualquiera. Sostiene Jenofonte respecto de Sócrates (Jenofonte fue discípulo de Sócrates)

«Según eso, ¿podríamos encontrar a alguien que haya recibido mayores beneficios que los hijos de los padres? A quienes los padres cuando no existían les dieron el ser, el poder ver tantas bellezas y participar de tantos bienes como los dioses procuran a los hombres, bienes que nos parecen tan valiosos que nos resistimos a abandonarlos más que ninguna otra cosa; y las ciudades han establecido la pena de muerte para los crímenes más graves en la idea de que no hay miedo a un mal mayor para reprimir el delito. Desde luego, no te imagines que los seres humanos engendran hijos por el placer sexual, porque si de eso se tratara, las calles están llenas de medios para satisfacerlos, como también están llenas las casas. Más bien es evidente que tomamos en consideración de qué mujeres podríamos tener los mejores hijos, y es con ellas con las que nos unimos para procrearlos. El hombre, por su parte, sustenta a la que está dispuesta a colaborar con él en la procreación y prepara para los hijos que van a nacer todo cuanto piensa que les va a ser útil durante la vida, y ello con la mayor abundancia que puede. La mujer, en cambio, tras haber concebido acepta la carga, aguantando molestias y poniendo en peligro su vida, comparte el mismo alimento con el que ella se sostiene, y, después de llevar el embarazo hasta su término con grandes trabajos, a continuación del parto lo mantiene y lo cría, sin haber recibido previamente ningún beneficio de él y sin que el retoño sepa de quién recibe buen trato ni pueda dar a entender qué le falta, sino que ella misma, conjeturando lo que le conviene y lo que le puede gustar, intenta satisfacerle y lo va criando durante mucho tiempo de día y de noche a costa de fatigas, sin saber qué agradecimiento recibirá por ello. Y no basta con criarlo únicamente, sino que además, cuando parece que los niños son ya capaces de aprender algo, los padres les enseñan lo que ellos mismos saben de bueno para la vida, o bien, si consideran que otro es más capaz de enseñarles, se los envían pagando los gastos, procurando por todos los medios que los hijos sean lo mejor posible.»

Jenofonte. Recuerdos de Sócrates · Económico · Banquete · Apología de Sócrates, Biblioteca Clásica Gredos, 182, ISBN 9788424932145, Madrid, 2016,
Etiquetado: / / / / / /

Un número famoso por imaginación

Hay números célebres por su complejidad o su importancia, como Pi o Phi. Pero hay números que deben su importancia a la imaginación. Es el caso del 42.

Etiquetado: /