La regla del silencio incómodo

No está mal demorarse unos segundos en contestar una pregunta difícil.